miércoles, 28 de julio de 2010

Empresarios dieron a conocer al municipio los detalles de la hidroeléctrica en el Picoiquén

Angol.- * Aseguran que la obra no producirá impactos negativos a la ecología local y tampoco afectará la calidad del agua potable, ya que el líquido que se capte será exactamente el mismo que se devuelva una vez que pase por las tuberías y turbinas.
* Angol no obtendrá beneficio directo alguno con esta central, pero su puesta en marcha sería un aporte para paliar el déficit energético nacional.
Una reunión que fue calificada por el alcalde y los concejales de Angol como “muy provechosa”, se realizó en la tarde de ayer en el municipio de la capital de Malleco, luego que el empresario Enrico Gatti, propietario de la empresa Hidroangol, se entrevistara con las autoridades durante la reunión habitual del Concejo Municipal.
Gatti fue acompañado por Paolo Sotta, ingeniero de la citada empresa y como garantes de que la información entregada fuera fidedigna, también asistió Felipe Riesco, director regional de la Conama y Cristián Lineros, jefe del Area de Evaluación Ambiental de dicho organismo.
El primero de los puntos expuestos por el empresario, fue que en base a los reparos ambientales presentados por el Concejo Municipal y otros organismos, se determinó aplazar de agosto a noviembre del presente año, la fecha de la decisión final sobre si se construye o no este proyecto.
En la exposición, se aclaró que esta central hidroeléctrica de pasada, según la empresa, sería con el fin de aprovechar la “energía renovable no convencional” y no tendría consecuencias negativas en la flora y fauna local, agregando que la tubería que se construirá captará una cantidad fija de agua, por lo que en el supuesto caso que el río lleve un caudal demasiado disminuido, no se captará líquido y la central dejaría de funcionar.
“ECOLOGICA”
Asimismo, recalcaron que la tendencia mundial en los países desarrollados es construir este tipo de centrales, las que supuestamente no producen un impacto ambiental importante y tampoco contaminarían el agua de ninguna forma durante su operación.
Aseguraron que los niveles del río serían los mismos antes y después de la tubería, y las obras no contemplan construir represa alguna, ya que este tubo correría soterrado, por lo que no existiría demasiado impacto visual ni problemas para los parceleros y empresas forestales ribereñas.
Dos turbinas generarán 19,2 MW y su utilización debería reducir anualmente 50 mil toneladas de CO2 y el porqué se decide instalar en el Picoiquén y no en otro río cuya agua sea tan vital para el consumo de una ciudad completa es simple: los derechos de agua sobre el río estuvieron a la venta hace algunos años y la empresa los adquirió, lo que permite su utilización.
Asimismo, la pendiente que ofrece la cuenca del Picoiquén sería ideal para la generación eléctrica y la energía será aportada directamente al Sistema Interconectado Central (SEC) del país.
Ahora bien, consultados por el concejo respecto a qué pasará con el cableado eléctrico que conducirá la energía eléctrica hacia el SEC, explicaron que ello será motivo de otro proyecto totalmente independiente y que involucrará un estudio más riguroso, pues contemplaría definir el trazado de estos cables y no afectar zonas pobladas.
En resumen, Hidroangol asegura que la obra no producirá trastornos ambientales y el río continuará manteniendo su flujo natural y actual de agua, mientras su responsabilidad llegará hasta la obra misma, vale decir, el cableado de energía eléctrica y los posibles conflictos futuros serán responsabilidad de la empresa que se encargue de la transmisión eléctrica.
¿QUE VENTAJA DIRECTA EXISTE PARA ANGOL?
El otro punto, considerado vital por muchos angolinos es ¿qué gana particularmente Angol con la instalación de una central hidroeléctrica?
A juicio de alcalde y concejales, la respuesta es clara. Directamente Angol no obtendrá absolutamente ningún beneficio, como rebajas en las cuentas mensuales o disponer de energía propia en caso de un corte en el suministro del país.
Solamente, se estaría contribuyendo a generar energía eléctrica de forma sustentable para el país y según el alcalde, es posible que mediante una negociación futura, es posible lograr compromisos de la empresa para materializar algunas obras de adelanto que vayan en beneficio directo para la comuna, como por ejemplo la remodelación del Balneario La Peta, reparación de la ruta a Nahuelbuta o aportes para escuelas, por nombrar algunas ideas.
Por otra parte, se asegura que los cerca de 100 trabajadores que deberán construir esta central, serán en su mayoría angolinos y su fuente laboral se mantendría por espacio aproximado de un año, mientras duren las obras, ya que posteriormente no se requieren más de cinco personas especializadas para su operación.
REUNION HOY
A las 17 horas de hoy, en el auditorium del Liceo Comercial de Angol, se realizará una reunión ampliada con la comunidad, donde el Concejo Municipal dará cuenta de este proyecto, por lo que se invita a todos los vecinos interesados en conocer más sobre la hidroeléctrica.
El alcalde, Enrique Neira, adelantó que pronto se programará una nueva reunión donde participarán representantes de Hidroangol para explicar a los ciudadanos sobre los alcances de esta central